Casos de éxito: Skitude se fusiona con Skioo

Hace algo más de 2 años que invertimos en Skitude por primera vez, la red de aplicaciones de esquí con sede en Girona.

Cuando invertimos la primera vez, era una startup de 10 trabajadores que operaba desde Girona y daba servicio a 29 resorts de esquí de 7 países distintos. En poco más de dos años, y sin hacer mucho ruido, Marc Bigas y David Huerva, sus co-fundadores, han hecho crecer la compañía hasta contar actualmente con un equipo de 50 personas, 1.3M de usuarios y más de 150 estaciones de esquí como clientes.

Ahora acaban hacer público el siguiente paso en este ambicioso plan para liderar la digitalización de la industria del esquí: la fusión con la tecnológica noruega SKIOO.

La fusión entre Skitude, la mayor red de apps de esquí, y la tecnológica Skioo, que ofrece el acceso a estaciones de esquí con una sola tarjeta RFID y sin tener que hacer colas, posiciona a SKITUDE como la plataforma digital de referencia para esquiadores y toda la industria del esquí. Skitude creó con éxito una gran comunidad de esquiadores y SKIOO contaba con un producto con el que monetizar fácilmente, por lo que la unión de las dos compañías presenta sinergias muy importantes.

El grupo resultante mantendrá el nombre de Skitude, la sede en Girona y oficinas en Suiza, EEUU, Reino Unido y Noruega.Han cerrado en mayo su primer ejercicio fiscal conjunto con una facturación de 1,5 millones de euros.

Por un lado, la empresa ofrece una experiencia única al esquiador antes, durante y después del esquí. Y por otro, ya está en disposición de optimizar las ventas online y acceso a pistas de más de 150 estaciones de esquí en todo el mundo.

La estrategia de SKITUDE consistirá, entre otras cosas, en la utilización de sistemas de postpago que facilitarán la experiencia del usuario en la nieve agilizando su acceso a pistas y que ayudará a las estaciones de esquí a posicionar sus productos en la plataforma online.

“Estamos trabajando para que los esquiadores puedan, por ejemplo, comprar un pase de esquí de forma anticipada y cargar el boleto en su tarjeta RFID, o validar previamente mediante tarjeta de crédito”, explica el CEO de Skitude Marc Bigas. “Estos principios de convenience y postpago ya son conocidos por servicios muy populares como Uber”, destaca.

La fusión entre ambas empresas, además, buscará la forma de combatir uno de los principales retos de la industria del esquí: el estancamiento de los usuarios. “Nos embarcamos en un viaje para resolver desafíos mediante la tecnología”, asegura el CEO de la empresa y añade que la experiencia acumulada estos años tanto por SKITUDE como por SKIOO será “una información valiosa para las estaciones de esquí”.

Cabe recordar que Skitude siempre ha apostado por una interacción de los usuarios “antes, durante y después de su visita” lo que, tal y como avala Bigas, “fortalece la competitividad de la industria y permite que siga avanzando”.

Una comunidad de más de 1.3 millones de esquiadores

En la actualidad, la comunidad de Skitude está formada por más de 1.3 millones de esquiadores que han utilizado alguna de las aplicaciones gratuitas compatibles con la plataforma Skitude, la mayoría de ellas aplicaciones oficiales de estaciones de esquí.

Se trata de una comunidad muy activa. Gracias al Tracker GPS con el que pueden registrar sus descensos ya han registrado actividad en más de 1.200 estaciones en 45 países de todo el mundo y han podido participar en más de 250 desafíos que les ha permitido ganar días de esquí, material como esquís, botas o cámaras de acción, y descuentos exclusivos.

Para los inversores de The Crowd Angel, además de la satisfacción por ver crecer una compañía del portfolio que está luchando para ser el líder mundial en su sector, supone una revalorización importante de una de sus participadas, a la que seguirán apoyando en su estrategia de crecimiento.