Casos de éxito de The Crowd Angel: Skitude

Skitude

El esquí es el deporte estrella del invierno. Además de disfrutar en las pistas, tanto los aficionados a esta actividad como los amantes de otros deportes de montaña pueden compartir sus experiencias y estadísticas a través de la red social Skitude. Esta startup catalana, con sedes en Gerona, Londres y Santiago Chile, ha desarrollado todo un ecosistema de aplicaciones para los amantes de la nieve y la naturaleza.

A través de esta comunidad online, los amantes del esquí pueden no solo publicar fotografías y los kilómetros que han recorrido durante la jornada, sino también consultar la previsión meteorológica y la información en tiempo real del estado de más de 2.500 pistas de todo el mundo. Además, el ecosistema de apps desarrollado por Skitude permite organizar competiciones entre los usuarios.

La firma, nacida en el 2014 en el seno del Parque Científico y Tecnológico de la Universidad de Gerona, se ha posicionado como una de las aplicaciones líderes en el sector todo el mundo. Recientemente ha llegado con su expansión a Estados Unidos, Canadá y el norte de Europa, abarcando nada más y nada menos que 75 estaciones de esquí de once países diferentes y triplicando en un solo año su cartera de clientes.

Este intenso crecimiento ha sido posible en gran medida gracias a la ampliación de capital que la compañía realizó en el pasado 2017 y que fue liderada por The Crowd Angel, junto con otros grupos inversores. Esta operación valorada en 650.000 euros fue parte de una ronda algo mayor, de 800.000 euros, que completaron programas de financiación pública. La campaña de Skitude en nuestra plataforma de equity crowdfunding convirtió a la empresa en uno de los casos de éxito de The Crowd Angel.

Los puntos fuertes de Skitude

Uno de los factores que diferencian a Skitude de otras plataformas y que merece la pena reseñar es la manera de llegar a nuevos usuarios. En lugar de recurrir a la publicidad o a otros métodos de marketing habituales en las startups que conllevan un gasto considerable, los responsables de esta firma han optado por centrarse en el cliente y dejar que sea este el que promocione su uso.

La empresa, fundada por los ingenieros Marc Bigas y David Huerva, desarrolla una aplicación para cada una de las estaciones de esquí. En ella, los deportistas pueden acceder a todas las funcionalidades para compartir contenido y consultar información en tiempo real. Además, los usuarios tienen la oportunidad de participar en los retos que se plantean a través de la app y con los que se ofrecen premios como forfaits de temporada o equipamientos completos cortesía de las estaciones y de distintas marcas de productos deportivos, como Snowinn o Atomic, que también forman parte de su cartera de clientes.

Así, son las propias estaciones de esquí, entre las que se incluyen tanto todas las españolas como otras de puntos del globo tan alejados como Chile o Nueva Zelanda, las que fomentan la utilización de las apps entre los deportistas. Esta estrategia, que les permite reducir el gasto en publicidad y marketing, les ha llevado a conseguir más de 650.000 descargas repartidas en 24 países y obtener una cifra de negocio acumulada que supera los 850.000 euros desde su fundación.

Skitude

Otro de los factores que demuestran el potencial de crecimiento de cara al futuro de Skitude es el auge que ha experimentado el sector en el que se mueve y la evolución de otras startups del mismo ecosistema. Aunque no existe ninguna aplicación con una repercusión comparable en los deportes de montaña, numerosas apps de fitness y monitorización han protagonizado en los últimos años compras multimillonarias por parte de grandes marcas deportivas.

Algunos ejemplos son la popular Runnastic, adquirida por Adidas en el 2015 por 220 millones de euros; Runkeeper, en la que el gigante Asics invirtió en el 2016 unos 85 millones de euros y Endomondo y MyFitnessPal, compradas por la firma estadounidense Under Armour.

A todos estos elementos diferenciadores de la startup que revelan una trayectoria fructífera y la convierten en un buen proyecto de inversión hay que sumarle aún uno más: el hecho de que Skitude firma acuerdos de varios años de duración, lo que garantiza la continuidad de los contratos y, por tanto, el mantenimiento de las cifras de facturación de cara al futuro.

La campaña con The Crowd Angel

Cuando The Crowd Angel lanzó la campaña de financiación de Skitude en la plataforma en diciembre del 2016, la empresa facturaba en torno a 200.000 euros al año. Si bien es cierto que se tardó un poco más de lo habitual en alcanzar el objetivo porque se interpuso la Navidad, en poco tiempo logró superar la cifra fijada y atraer la inversión de 52 crowd angels que obtuvieron participaciones en la startup.

Como mencionábamos, la aportación de los inversores de nuestra plataforma de equity crowfunding formó parte de una ronda más cuantiosa a la que contribuyeron la asociación de business angels de Gerona Ba de Bagi y el fondo de capital riesgo valenciano Bbooster Dyrecto, entre otros colectivos y nombres.

Skitude

El objetivo de Skitude era emplear el dinero tanto para firmar nuevos acuerdos como para expandirse a nivel internacional e incluir en su oferta otros deportes de montaña, como el senderismo o el ciclismo. Su presencia en Latinoamérica y Nueva Zelanda era fundamental para combatir la estacionalidad de los deportes de invierno y poder extender su actividad a todo el año.

Además, según la información más reciente de la firma, también ha comenzado a establecer otro tipo de alianzas. Concretamente, la compañía ha establecido un acuerdo global para la venta y recarga de forfaits a través de la aplicación con el gigante Skidata, una de las principales firmas dedicadas a la gestión de acceso a recintos deportivos a nivel mundial. Aunque aún no han habilitado este servicio, la asociación con esta gran empresa permitirá a Skitude convertirse en la única aplicación que ofrecerá este tipo de servicios a los esquiadores, que podrán ahorrarse colas y hacer sus gestiones cómodamente a través del móvil.

Skitude, que sigue una trayectoria ejemplar, es solo uno de los éxitos de financiación de The Crowd Angel y una muestra más del ojo experto del equipo de profesionales de nuestra plataforma, encargado de seleccionar aquellos proyectos con verdadero potencial de crecimiento.