Por qué darse de alta como inversor acreditado y cuáles son las condiciones

Toda inversión en la que aspiras a obtener un retorno significativo entraña sus riesgos. Como siempre advertimos en The Crowd Angel, tener unos conocimientos financieros básicos antes de tomar la decisión es fundamental para evitar disgustos. Con el objetivo de impedir que los pequeños inversores se expongan, sin ser plenamente conscientes, a pérdidas que pondrían en peligro su estabilidad económica, la norma que regula el equity crowdfunding y el resto de vehículos de financiación participativa establece límites en cuanto al importe máximo que puedes invertir. Dicho de otro modo, la ley procura que no arriesgues, por desconocimiento, un dinero que no puedes permitirte perder.

Así, el artículo 81 de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, divide a los inversores en dos grandes grupos: los acreditados (con mayor grado de profesionalidad o experiencia) y los no acreditados (todos los demás). Estos últimos pueden invertir un máximo de 3.000 euros en un mismo proyecto y hasta un total de 10.000 euros al año en la misma plataforma. En The Crowd Angel, significa que pueden apoyar a hasta tres startups con el ticket mínimo de 3.000 euros.

Para algunos es más que suficiente, pero otros muchos, cuando ya tienen o van cogiendo confianza, prefieren diversificar más su cartera. Ya hemos explicado en otras ocasiones que apostar por una variedad de startups es lo más prudente y la mejor manera de mitigar el riesgo, pues los proyectos que tengan éxito podrán compensar las pérdidas y fracasos de otros. Según estudios como el de la Asociación Británica de Business Angels, lo ideal es repartir el capital entre al menos una decena de proyectos. Si es lo que buscas, podrías estar interesado en convertirte en inversor acreditado.

El procedimiento es muy sencillo. Cuando te dispongas a superar alguno de los citados límites (más de 3.000 euros en un mismo proyecto o de 10.000 euros en un año), te avisaremos de los riesgos y te preguntaremos si quieres convertirte en inversor acreditado. Si manifiestas haber comprendido dichos riesgos y sigues adelante, tendrás que responder a un breve test con el que pretendemos comprobar que tienes un conocimiento suficiente sobre el tipo de inversión que vas a realizar, es decir, que sabes en qué consiste y cómo funciona el equity crowdfunding.

Antes de dar el paso, comprueba que encajas en alguno de los tipos de inversor acreditado que contempla la ley. Más allá de organismos e instituciones, y dejando a un lado a entidades profesionales como las firmas de capital riesgo, los principales son dos:

  1. Las personas físicas que acrediten unos ingresos anuales superiores a 50.000 euros o un patrimonio financiero superior a 100.000 euros.
  2. Los empresarios que individualmente reúnan, al menos, dos de las siguientes condiciones:
  • Que el total de las partidas del activo sea igual o superior a 1 millón de euros.
  • Que el importe de su cifra anual de negocios sea igual o superior a 2 millones de euros.
  • Que sus recursos propios sean iguales o superiores a 300.000 euros.

Además de las personas anteriormente citadas, también tendrán la consideración de inversor acreditado las personas físicas o jurídicas que acrediten la contratación de un servicio de asesoramiento financiero por parte de una empresa de servicios de inversión autorizada.

En cualquier caso, para operar como inversor acreditado en The Crowd Angel siempre deberás pasar el test de conocimientos financieros. Nuestra prioridad es velar por la estabilidad económica de las personas que confían en nosotros, así que nuestro compromiso es asegurarnos de que conozcan no solo las ventajas del equity crowdfunding, sino también los riesgos que implica la inversión en startups.

Hay que tener claro que ninguna inversión está exenta de riesgos y que, además, el nivel de riesgo está directamente relacionado con la expectativa de rentabilidad. Como demuestran nuestros casos de éxito, invertir en proyectos emprendedores en fases iniciales puede reportar grandes retornos, pero también implica ciertos riesgos. La pérdida del dinero invertido o la posible dilución de la participación son algunos de ellos.

Para mitigarlo, en The Crowd Angel seguimos un proceso riguroso y profesional tanto a la hora de elegir a las startups más atractivas como para ofrecer a los inversores todas las garantías y hacer todo lo posible para que, además, puedan un obtener un buen rendimiento de su inversión.

Si aún te quedan dudas sobre el funcionamiento del equity crowdfunding o de nuestra plataforma, puedes consultar la sección Cómo funciona de nuestra web, leer el apartado de Consultas frecuentes o contactar con nosotros en cualquier momento. Lo importante es que dispongas de toda la información que necesitas antes de invertir en cualquiera de los proyectos de calidad y con alto potencial de crecimiento que puedes encontrar en The Crowd Angel.