Por qué es mejor invertir acompañado por una plataforma que hacerlo por tu cuenta

Finance Financial Chart Stats Data Graph

El efervescente mundo de las startups ofrece a los inversores un sinfín de oportunidades a la hora de elegir proyectos a los que financiar. Sin embargo, no todo es tan sencillo como elegir una empresa y apoyar con nuestros ahorros a determinado equipo de emprendedores. De hecho, la tarea de invertir está rodeada de una serie de procesos que habría de afrontar por sí solo el propio inversor.

Precisamente por ello, apostar por invertir en startups acompañado por una plataforma como The Crowd Angel presenta una serie de ventajas respecto a hacerlo por tu cuenta cuando aún no eres un inversor profesional:

Un equipo para ti

El inversor particular, antes de decidir en qué startup confiar, deberá analizar todos los posibles proyectos, su viabilidad y las condiciones. Una ingente cantidad de trabajo que ya hace por ti el equipo de una plataforma de equity crowdfunding como The Crowd Angel. No en vano, recibimos más de 600 propuestas de financiación al año, y buscamos constantemente todas las oportunidades de inversión en el mercado de las startups españolas.

Además, el equipo de The Crowd Angel se reúne con casi todas ellas y estudia y analiza al detalle sus métricas para determinar la viabilidad del proyecto. Todo ello, para presentar a los potenciales inversores todos los datos ya desmenuzados.

En suma, se trata de un esfuerzo ingente para una sola persona, a menos que se trate de un inversor profesional dedicado en exclusiva a ello. De lo contrario, es complicado que un solo inversor tenga el tiempo suficiente como para analizar todo lo que estudia nuestro equipo.

La experiencia

Encontrar las mejores oportunidades de inversión en el mercado de las startups no es tan solo una cuestión de tiempo: también es necesario contar con los conocimientos y la experiencia suficiente como para analizar cada métrica y estudiar todas las posibles variables que afectan a la vida de una startup.

En este sentido, el equipo de The Crowd Angel aporta todo su conocimiento en materia de análisis. Por una parte, por toda la experiencia adquirida que atesora gracias a las distintas rondas de financiación en las que ha participado la plataforma, pero hay algo más: sus miembros forman parte también de Inveready, uno de los principales fondos de capital riesgo de España y a través del cual invierten grandes family offices dedicadas profesionalmente a ello.

Se trata de un bagaje que, de forma individual, es difícil conseguir empezando de cero en el mundo de la inversión por tu cuenta. La posibilidad de tener a tu disposición un equipo de expertos que señalan el camino a seguir a la hora de invertir es poco frecuente (y exclusiva de plataformas de equity crowdfunding).

La negociación

Si bien invertir en bolsa implica una operativa sencilla (tras analizar toda la información disponible sobre las distintas empresas presentes en el parqué bursátil, tan solo hay que comprar acciones a través de nuestro banco), hacerlo cuando se trata de startups no es tan sencillo. En primer lugar, porque no hay tanta información disponible y hay que hablar con todas y cada una de las candidatas a ser invertidas. Pero aún hay más.

Lo más complejo de todo proceso de inversión de startups es la necesaria negociación con ellas antes de efectuar la financiación. No en vano, antes de participar en una ronda de captación de capital hay que llegar a un acuerdo con los socios del proyecto para determinar cuál es la valoración de la empresa y, además, cuáles serán las normas que regirán el funcionamiento de la startup a partir de ese momento.

Esa es precisamente una de las razones de ser de The Crowd Angel: intermediar entre los inversores particulares y las startups para negociar el pacto de socios. Al fin y al cabo, alguien que se acerca por primera vez al mundo de la inversión podrá ver su primer acuerdo legal con los emprendedores y no entender si el acuerdo es beneficioso o no. Sin embargo, The Crowd Angel cuenta con el apoyo del bufete de abogados líder en el sector de capital riesgo, Rousaud Costas Duran, que se encarga de llevar a cabo las negociaciones con las compañías que serán invertidas.

Así, cuando en la plataforma de equity crowdfunding aparece una nueva campaña de financiación, nuestro equipo ha hecho ya todo el trabajo por el inversor: tanto analizar las distintas opciones del mercado como negociar con la startup las cláusulas del pacto de socios. Una gestión profesional que el inversor particular tendría que hacer por sí mismo con un coste realmente elevado.

Capacidad para entrar en rondas

A través de The Crowd Angel cualquiera que lo desee puede formar parte de una ronda de financiación con tickets mínimos de 3.000 euros. Esta facilidad es, en realidad, la principal ventaja de invertir a través de una plataforma. No en vano, lo más probable es que con un ticket de ese valor (o incluso mayor), a un inversor particular le resulte imposible entrar en una ronda de financiación.

The Crowd Angel lo consigue al presentar, de forma conjunta y a través de una misma negociación, una inversión total de varios cientos de miles de euros recaudados a través de múltiples inversores. Sin embargo, acudir a la ronda con una cantidad inferior podría ser sinónimo de no poder participar en ella.

Una cartera diversificada

Por último, otra de las grandes ventajas que supone invertir a través de una plataforma y no por tu cuenta es la posibilidad de diversificar al máximo tu cartera de inversiones. Al fin y al cabo, invertir en startups es una actividad financiera que conlleva ciertos riesgos. De ahí que se recomiende habitualmente invertir en, al menos, 10 empresas distintas.

Gracias a los tickets de 3.000 euros de The Crowd Angel es posible invertir en distintos proyectos aportando cantidades razonables de inversión. Todo ello, además, con la garantía de un equipo que ha analizado y seleccionado las mejores opciones del interesante y atractivo mercado español de las startups.