Casos de éxito de The Crowd Angel: Hutoma

Hutoma

Hace tiempo que la revolución de los bots, programas capaces de llevar a cabo tareas automáticamente, ha calado en las empresas. Sus aplicaciones más habituales en el ámbito corporativo van de la atención al cliente —cuando se ponen el traje de asistentes conversacionales o chatbots— al acopio de datos o la automatización de pedidos. En esta área tecnológica, donde entran en juego la inteligencia artificial y el machine learning, se encuadra la startup Hutoma (una combinación de las palabras humano y autómata), una plataforma que permite crear de manera sencilla bots personalizados sin necesidad de conocimientos de programación.

Aunque trasladado a un entorno informático, el proceso necesario para fabricar estos mayordomos virtuales se parece más al acoplamiento de piezas de Lego que al complejo desarrollo de un softwareLos asistentes informáticos que este marketplace permite crear y compartir pueden ayudar a las empresas a aumentar su competitividad y su eficiencia y a reducir sus costes operativos gracias a la automatización de funciones y la dedicación de sus equipos humanos a otras tareas.

La startup con sede en Barcelona constituye un proyecto prometedor cuyo potencial lo ha convertido en uno de los casos de éxito de The Crowd Angel. A través de la campaña de financiación que lanzamos a principios de año en nuestra plataforma de equity crowdfunding, Hutoma recaudó nada más y nada menos que 602.512 euros.

Esta elevada cifra, posible gracias a las contribuciones de 96 crowd angels, convierte a esta startup catalana, además, en un auténtico récord de financiación: se trata de la ronda más cuantiosa levantada en The Crowd Angel hasta la fecha.

Los puntos fuertes de Hutoma

Uno de los factores que más destaca de esta startup fundada en noviembre de 2015 es su trayectoria. Hutoma se unió a Startupbootcamp Barcelona en diciembre de ese mismo año para realizar tres meses de aceleración que le facilitaron el establecimiento de partnerships y la consecución de financiación.

En el 2017, la empresa, que actualmente factura del orden de 500.000 euros, levantó 650.000 euros de inversión a través de una ronda de capital semilla liderada por Inveready en la que también participaron Startupbootcamp IoT & Data Tech Barcelona e inversores privados como Roger Casals (fundador de PasswordBank) e Ian Collingwood.

Además, Hutoma fue seleccionada como una de las 20 startups con más futuro en el festival emprendedor Pioneers Vienna 2016, finalista en los en los 4YFN Awards del MWC en su edición de 2017 y nombrada el año pasado por la prestigiosa revista Wired como una de las startups más prometedoras de Barcelona.

La potente tecnología que ofrece Hutoma y su modelo de negocio constituyen otro de los puntos fuertes de esta empresa emergente. Las herramientas disponibles en la plataforma para crear chatbots basados en inteligencia artificial tienen visos de convertirse en un éxito a nivel internacional y la escalabilidad de su producto le otorga un gran potencial de crecimiento globalmente.

A pesar de que sus oficinas centrales se encuentran en Barcelona, la startup cuenta con una delegación a las afueras de Londres. El equipo de Hutoma, además de altamente especializado, es 100 % internacional. La empresa fue fundada por el italiano Maurizio Cibelli, actual CEO de la compañía y antiguo responsable de desarrollo de machine learning en Amazon y exdirector de tecnología de Microsoft en Seattle, conjuntamente con Andrea Cibelli, antiguo asistente técnico en la Universidad de Salerno y Benevento (en Italia).

Una ronda en tres fases

La ronda, que se hizo efectiva el pasado mes de abril, sumó un total de 1,2 millones de euros que Hutoma recaudó en tres tramos. Además de la cifra captada a través de The Crowd Angel, Hutoma ha obtenido 450.000 euros de manos de Athos Capital y de un family office con sede en Barcelona. El resto proviene de recursos de financiación pública.

Hutoma se había centrado hasta el momento en desarrollar su excelente producto. De hecho, la ronda tipo seed que levantó en el 2017 tuvo como principal objetivo desarrollar una plataforma robusta. Ahora, más allá de perfeccionar su producto, la startup planea invertir el dinero de la ronda en otras áreas.

Por un lado, prevé ampliar su equipo de 13 personas con, al menos, tres incorporaciones de perfil técnico. Por otro, su meta prioritaria es cruzar el charco y abrir oficinas en Silicon Valley para hacer llegar su solución para crear bots conversacionales basados en la inteligencia artificial a sus potenciales clientes en Estados Unidos. Allí existe más demanda de este tipo de herramientas tecnológicas, que han sido adoptadas por muchas empresas.

Además, sus responsables tienen en mente lanzar otra ronda el próximo mes de septiembre para captar una cifra aún mayor, de entre 2,5 millones y 3 millones de euros para seguir consolidando el negocio. En cuanto a las cifras de negocio, Hutoma espera alcanzar un millón de euros en lo que queda de año y llegar a los 3 millones de euros en el 2020.

Como en la mayoría de casos de startups que captan financiación a través de The Crowd Angel, uno de los inversores que forman parte de nuestra plataforma de equity crowdfunding entrará a formar parte del consejo de administración de Hutoma. Asimismo, un miembro del equipo de The Crowd Angel se encargará de asesorar y apoyar a la empresa en sus siguientes pasos y observar cómo se cumplen los objetivos que ha planteado para invertir el dinero de la ronda.

El hecho de que la campaña de Hutoma batiera no solo un récord en términos de cifras económicas, sino también de tiempo de captación del capital, convierte a la startup en uno de los casos de éxito de financiación más emblemáticos de The Crowd Angel hasta la fecha. La compañía barcelonesa sigue a partir de ahora su camino impulsada por el dinero obtenido en esta última ronda, que empleará para seguir creciendo e internacionalizar el negocio.

Mientras tanto, en The Crowd Angel continuamos seleccionando los proyectos más prometedores, disruptivos y con mayor potencial de crecimiento para que formen parte del plantel de empresas en las que ya pueden invertir los crowd angels.