Casos de éxito de The Crowd Angel: PlayFilm

El 65 % de los responsables de negocio de las empresas que ven un vídeo de un potencial distribuidor entran en su web para conocer sus servicios y el 39 % acaba contactando con él. Datos como estos solo confirman una tendencia que el mundo del marketing ya ha interiorizado y que cada vez está más presente en las estrategias de publicidad de cualquier compañía: las imágenes se han convertido en una potente herramienta para ganar repercusión, visitas y clientes.

Los obstáculos, para muchas firmas, surgen a la hora de poner en marcha lo que tienen claro en el papel. ¿Cómo crear contenido visual de forma sencilla y rápidamente sin tener que invertir mucho dinero en herramientas o profesionales especializados?

La pregunta define a la perfección la filosofía de la plataforma PlayFilm, una startup valenciana fundada en el 2014 que este año ha cerrado una ronda de financiación de 1,1 millones de euros. En ella ha participado The Crowd Angel junto con otros fondos, inversores y business angels de prestigio como el exdirectivo de Google España Javier Rodríguez Zapatero y el presidente de Mercadona, Juan Roig.

La firma, que basa su modelo de negocio en el software como servicio (SaaS), ofrece a través de internet la tecnología necesaria para crear contenido interactivo de forma sencilla, al estilo de otras plataformas como WordPress o Wix. Esta estrategia basada en la simplicidad ha permitido a PlayFilm entrar con buen pie en el universo del conocido como videomarketing y afianzar sus pasos durante sus escasos años de vida.

No es casualidad que la campaña de financiación que The Crowd Angel lanzó en enero para sumarse a la ronda recaudara en solo tres semanas 344.407 euros de manos de 54 crowd angels, ni que PlayFilm se haya convertido en uno de los casos de éxito de nuestra plataforma de equity crowdfunding.

PlayFilm y el vídeo interactivo

La trayectoria de la startup demuestra el gran interés que despierta en los inversores. Poco después de ver la luz en Valencia allá por el 2014, PlayFilm entró en el programa de la aceleradora de startups Lanzadera, impulsada por Juan Roig. El fondo asociado a esta plataforma, Angels Capital, también presente en la última ronda de financiación, aportó por entonces una inyección de capital inicial que permitió arrancar el proyecto.

Durante estos años, sus fundadores, los emprendedores Raquel Valero y Rafael Navarro, han dedicado gran parte de sus esfuerzos a simplificar la plataforma para hacerla más accesible. Hoy en día, no son necesarios conocimientos de vídeo o de programación para utilizar el amplio catálogo de plantillas que ofrecen.

Si desde el comienzo su software atrajo a agencias de publicidad y productoras, esta evolución hacia una mayor sencillez les ha permitido llegar a otros segmentos menos especializados, como las pymes o los autónomos, lo que ha incrementado su cartera de clientes y, en consecuencia, sus beneficios.

Las cifras, que no pasaron desapercibidas para el equipo de The Crowd Angel, confirman un progreso rápido y firme. El año pasado, PlayFilm vio multiplicada por nueve su facturación respecto al 2016 —hasta los 350.000 euros— y por tres el número de clientes. Pero en lo que llevamos de 2018 los números se han disparado. Al acercar su producto al cliente final, han acelerado el ciclo de venta en un 600 % y triplicado el número de ventas mensuales.

En cuanto al equipo, uno de los factores relevantes a la hora de considerar a la startup como candidata a una campaña de financiación a través de The Crowd Angel ha sido el hecho de que uno de sus fundadores y líderes sea una mujer. En general, damos importancia a esta cuestión porque la presencia femenina en el mundo del emprendimiento sigue siendo menor que la de los hombres.

Por otro lado, tanto Valero como Navarro tenían una amplia experiencia en el sector de la publicidad, aunque con perfiles diferentes que, a la vez, se complementan. Mientras que ella viene del ámbito del marketing digital, él está especializado en la parte técnica del vídeo, sonido y la producción audiovisual. Se trata de un equipo muy potente que ha demostrado trabajar de manera eficiente.

Los siguientes pasos de la startup

Todos estos elementos también han seducido a dos nombres relevantes del panorama internacional, como Toni Segarra y Luis Cuesta, fundadores de la agencia de publicidad creativa SCPF. Ambos han participado en la última ronda de financiación, junto con los inversores citados anteriormente y otros de la talla del exdirectivo de BBVA Ángel Cano y el fondo Sabadell Venture Capital.

Sin embargo, más allá de lo puramente económico, la campaña lanzada con The Crowd Angel ha permitido a PlayFilm tener contacto con nuevos inversores y clientes potenciales, pues algunos de los crowd angels lideran o forman parte de equipos de publicidad y marketing de importantes empresas. Asimismo, como en otras ocasiones, nuestro equipo ha entrado en el consejo de administración de la startup para acompañar a los emprendedores y comprobar que la financiación es empleada correctamente.

El objetivo de PlayFilm , que pretende superar los 800.000 euros de facturación en el 2018, es consolidarse como la plataforma SaaS de videomarketing más potente del mercado. Por un lado, empleará el capital obtenido en consolidar su producto y lanzar un marketplace que incluirá tanto plantillas de vídeo propias como elaboradas por terceros, donde los clientes podrán encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades.

Por otro lado, la financiación constituye un impulso económico para penetrar en mercados extranjeros, principalmente en Estados Unidos. Aunque ya cuentan con un buen puñado de clientes en España y en Europa, es al otro lado del charco donde pueden encontrar más oportunidades. Como ocurre en otros muchos ámbitos, allí nos llevan unos años de ventaja en el uso del vídeo como herramienta publicitaria y las empresas ya no se plantean si integrarlo o no en su estrategia de marketing, sino cuál es la mejor solución para hacerlo.

A diferencia de otras startups, PlayFilm no necesita expandirse de ciudad en ciudad, sino que, gracias a internet, puede poner sus herramientas a disposición de los clientes de todo el mundo. Gracias a ello, tiene posibilidades de crecer exponencialmente en los próximos años si pone en marcha sus planes con éxito.

Como hemos visto, factores como su trayectoria, el equipo que tiene detrás, la sencillez de su producto y el interés que despierta en otros inversores demuestran que esta empresa valenciana tiene visos de convertirse en un referente internacional en el mundo del videomarketing.