¿Puedes tomar decisiones sobre una ‘startup’ en la que has invertido?

El periodo necesario para llegar al objetivo de financiación y cerrar una campaña de financiación a través de The Crowd Angel puede variar entre tan solo unos días o varias semanas. Una vez se ha completado este proceso y la inyección económica llega a manos de la startup participada, esta puede disponer del dinero para desarrollar el negocio en las líneas que ha expuesto con anterioridad al equipo de la plataforma de equity crowfunding y, a través de este, a los inversores.

Sin embargo, la operación económica no es sinónimo de una ruptura de la relación entre emprendedores e inversores. Estos últimos han contribuido al impulso de la compañía, por lo que es lógico que quieran asegurarse de que esta camina en la buena dirección. Su objetivo final es lograr una desinversión para, al menos, recuperar el dinero invertido, una situación que puede verse truncada por una decisión errónea respecto al rumbo de la startup.

Por todas estas razones, The Crowd Angel garantiza que los inversores puedan estar al tanto de los pasos que da la compañía y permite que tomen un papel activo en algunas de las decisiones sobre una startup que marcan su futuro. Sin embargo, este puede variar dependiendo de si el inversor pasa a formar parte el consejo de la empresa participada o actúa únicamente como uno de sus socios.

Desde el consejo de administración

Una vez se ha cerrado la ronda y se hace efectiva la inyección económica, todos los crowd angels pasan a convertirse en socios de la empresa y disponen, por lo tanto, de una fracción de esta en forma de participaciones. No obstante, a la hora de aportar su granito de arena, los inversores pueden decidir si quieren, además de ser socios de la compañía, pasar a ser miembros el consejo de administración de la misma.

Existen un máximo de dos plazas reservadas a los inversores de The Crowd Angel en este órgano de representación de la sociedad. Si hubiera un mayor número de solicitudes que de vacantes, se realizará una votación entre los inversores para seleccionar a los representantes, de manera que tendrán preferencia aquellos que representen un porcentaje más elevado de la inversión.

Aquellos que finalmente pasan a formar parte del consejo de administración tomarán partido en las funciones de este, relacionadas con la gestión y el buen funcionamiento de la sociedad y la garantía de los derechos de todos los accionistas.

Los miembros del consejo de administración se consideran administradores y se reúnen cada cierto tiempo para definir la visión estratégica de la startup; aprobar las cuentas, las ampliaciones o reducciones de capital y las alianzas estratégicas; establecer y controlar los presupuestos; supervisar la labor de los altos directivos y diseñar la política de dividendos. También se encargan de autorizar la transmisión de participaciones sociales y gestionar todas aquellas materias que en el pacto de socios se ha decidido que pasen por este órgano.

No obstante, los miembros del consejo de administración no son los únicos que están al tanto de la evolución de la compañía. Todos y cada uno de los crowd angels reciben informes detallados periódicos para que puedan conocer sus cifras y cómo se desarrolla la empresa. Además, pueden enviar mensajes directamente al emprendedor si así lo estiman necesario.

Miembros de la comunidad de bienes

Una vez cerrada la ronda, todas las participaciones propiedad de los inversores de The Crowd Angel se sindican mediante un acuerdo de comunidad de bienes, cuyo objetivo es permitirles tomar decisiones sobre una startup de manera colegiada en relación a la empresa participada. De esta forma, las cuestiones que requieran la aprobación de los crowd angels se someterán a un sistema de votación online para obtener una opinión mayoritaria.

No en vano, la aplicación de este mecanismo de asociación permite establecer sencillas reglas comunitarias que rigen tanto la relación entre los inversores como entre estos y la compañía. De esta manera, la empresa reconoce al colectivo una posición especial en el capital de la misma, con derecho a participar en las decisiones sobre una startup más importantes.

Así, todos aquellos aspectos no comprendidos en el pacto de socios, pero que requieran la aprobación de la comunidad de bienes serán votados por todos los inversores.

Qué dice el pacto de socios

The Crowd Angel cuenta con profesionales de máxima experiencia en consultoría e inversión en startups para diseñar los acuerdos sociales y contratos que regirán la relación entre inversores y emprendedores, incluido el pacto de socios.

Este documento de suma importancia está pensado para proteger a los inversores y otorgarles cierto nivel de control sobre la empresa participada. Entre otras, recoge una serie de cláusulas que estipulan que los inversores deben aprobar ciertas decisiones antes de que el emprendedor pueda ejecutarlas.

Algunos ejemplos de estas decisiones son las relacionadas con la adquisición de una deuda excesiva o, como ya hemos mencionado más arriba, la autorización de una ampliación de capital. No olvidemos que las nuevas rondas pueden afectar a los antiguos inversores diluyendo su participación en la compañía.

Claro que el hecho de que su opinión determine las decisiones sobre una startup más importantes no significa que los inversores estén involucrados en todas y cada una de las que se toman en el día a día de la empresa, pues esto entorpecería la actividad del emprendedor.

El pacto de socios también estipula una serie de condiciones englobadas en la cláusula de arrastre o drag along. Esta prevé que, cuando un tercero desee comprar todo el capital de la empresa y una mayoría de socios desee vender sus acciones, el resto también deberá hacerlo por obligación.

Gracias a todos estos mecanismos, los inversores de The Crowd Angel no pierden de vista la evolución de la compañía participada una vez han contribuido económicamente a la ronda, sino que siguen al tanto de sus avances y pueden participar en aquellas decisiones que marcarán su rumbo.