Pacto de socios: qué es y cómo debe afrontarlo un inversor

Cuando un inversor aportar capital a una startup, lo hace con el objetivo de que el emprendedor aproveche esa inyección económica para que la empresa crezca rápidamente y así obtener una rentabilidad de esa inversión. Por ello, es necesario que los inversores se beneficien de una serie de derechos y garantías que protejan sus intereses cuando deciden apostar por un nuevo proyecto.  

Esos derechos están contemplados en unas reglas del juego que todos los socios deben aprobar para garantizar el buen funcionamiento de la empresa. El pacto de socios es el instrumento que recoge esas normas comunes. Te explicamos qué es este documento, las cláusulas que reúne el que ha elaborado The Crowd Angel y sus ventajas.

¿Qué es un pacto de socios y para qué sirve?

El pacto de socios es un contrato privado que rige la relación entre los inversores y la empresa participada. Dado que generalmente los inversores en startups no se convierten en socios mayoritarios (adquieren menos del 51 % de las acciones), el pacto de socios servirá para protegerlos concediéndoles una serie de de derechos.

Al fin y al cabo, invertir en una startup es una actividad de alto riesgo, por lo que es importante que los inversores tengan garantías de que los emprendedores están llevando la empresa a buen puerto. Ahora bien, el pacto de socios debe lograr un equilibro entre la protección a los inversores y el control a los emprendedores, ya que un control excesivo impediría el desarrollo de la compañía.  

El documento de The Crowd Angel es un contrato sólido, profesional y que protege a los inversores. Está basado en el pacto de socios de Inveready, una de las gestoras de capital riesgo más activas en España, por lo que los derechos que consiguen los pequeños inversores son tan beneficiosos como los de un fondo de venture capital de pequeño tamaño.

Gracias a ese cuidado pacto de socios estándar, que nuestro equipo ha estudiado y adaptado exhaustivamente y que se ajusta levemente según las características de la operación, los inversores de The Crowd Angel pueden asegurarse de estar bien respaldados.

Las cláusulas del pacto de socios de The Crowd Angel

Como es lógico, no todos los pactos de socios recogen los mismos derechos para el inversor, si bien hay algunas cláusulas que suelen ser comunes. Explicamos los cuatro tipos principales de cláusulas que The Crowd Angel recoge:

1) Fijación de materias reservadas

Hay unas cuantas decisiones corporativas que los emprendedores no deberían adoptar por su cuenta, sino que es importante que estén respaldadas por los inversores que han apostado por ese proyecto. Por ello, el pacto de socios contempla una serie de cláusulas que estipulan que los inversores deben aprobar algunas decisiones antes de que el emprendedor pueda ejecutarlas: son las llamadas materias reservadas.

Dar el visto bueno antes de que los emprendedores adquieran una deuda excesiva o autorizar una ampliación de capital (recordemos que, cuando entran nuevos inversores, la participación de los antiguos se diluye) son ejemplos de esas decisiones.

No son así cuestiones del día a día de la startup, ya que si lo fueran el pacto de socios entorpecería la actividad del emprendedor. Se trata, únicamente, de aspectos clave en la marcha de la empresa. Como hemos comentado, hay que llegar a un punto medio entre las necesidades del inversor y las del emprendedor en estas cláusulas.

2) Cláusulas de salida

Los inversores aportar capital a una startup con el fin de obtener unas ganancias durante la desinversión, bien sea porque la empresa es adquirida por otra o porque se venden parte de las participaciones a un tercero. Por ello, el pacto de socios debe prever la posible salida de los inversores y protegerlos en ese proceso. Algunas de las cláusulas más habituales en este grupo son:

  • Cláusula de acompañamiento o tag along. Este derecho sirve para proteger a los socios minoritarios de una empresa en caso de que un tercero realice una oferta de compra de participaciones a otros socios, entre ellos el emprendedor.

En el pacto de socios de The Crowd Angel se recoge el tag along preferencial. Pongamos por caso que una empresa quiere comprar el 20 % de una startup en la que el 15 % de participaciones está en manos de los pequeños inversores y el 85 % pertenecen al emprendedor.

Este derecho garantiza que el emprendedor no puede vender su parte y quedarse con el 65 % del proyecto, sino que los socios minoritarios tienen preferencia. Así, la empresa que quiere adquirir el 20 % del capital de la startup se queda primero con el 15 % del pastel de los inversores (en caso de que estos quieran vender), y con el 5 % del de los emprendedores después. Es decir, esta cláusula garantiza que los primeros en realizar la desinversión sean esos inversores minoritarios, evitando así que queden relegados.

  • Cláusula de arrastre o drag along. Esta cláusula prevé que, cuando un tercero quiera comprar todo el capital de la empresa y una mayoría de socios deseen vender sus acciones, el resto también está obligado a hacerlo.

Generalmente, en los pactos de socios se fija que, como mínimo, los socios que controlen el ⅔ de la empresa deciden si el resto de socios también ha de desinvertir. De esta forma, se evita, por ejemplo, que un emprendedor con una participación minoritaria en la compañía bloquee por completo una potencial venta que el resto de socios sí considera una buena oportunidad porque crea que puede llegar una oferta mejor. Es por ello que se le denomina derecho de arrastre: los disidentes que sean minoría son arrastrados a vender por los demás.

3) Obligaciones del emprendedor

El pacto de socios también puede fijar una serie de obligaciones que el emprendedor ha de cumplir. En caso de que no lo haga, ha de vender todas sus participaciones a los inversores por un euro. En The Crowd Angel damos especial importancia a las siguientes obligaciones:

  • Obligación de permanencia. El inversor tiene en cuenta quién está detrás del proyecto para apostar o no por una empresa. Por ello, es lógico que el pacto de socios garantice que los emprendedores permanecen durante un tiempo en su proyecto. El pacto de socios de The Crowd Angel obliga a los emprendedores a trabajar durante tres años en esa startup.
  • Obligación de exclusividad. Esta cláusula obliga a que el emprendedor se dedique en exclusiva a impulsar el crecimiento de la startup, sin desempeñar otros puestos de trabajo al mismo tiempo. No obstante, se pueden contemplar excepciones para permitir al emprendedor pueda realizar ciertas actividades.
  • Obligación de no competencia. En caso de que el emprendedor llegue a un acuerdo para poder salir de la compañía, esta cláusula garantiza que no pueda trabajar en una empresa de la competencia durante un periodo de un año, impidiendo así que facilite información a otras firmas.

4) Manifestaciones y garantías

El objetivo de estas cláusulas es garantizar que, en determinadas situaciones que perjudican a los inversores, los emprendedores responderán económicamente si incumplen o mienten sobre dichas situaciones.

Se trata así de que el emprendedor confirme que no hay ninguna situación previa que pueda afectar negativamente a la marcha de la compañía, por ejemplo, una multa por un procedimiento judicial abierto antes de la inversión que obligue a destinar los fondos a pagarla. De existir finalmente, el equipo emprendedor ha de devolver el capital a los inversores.

Si se ha realizado una due diligence (una investigación formal a la que deben someterse las startups antes de la inversión, y que en The Crowd Angel consideramos un requisito imprescindible), las manifestaciones y garantías recogerán situaciones que no hayan podido revisarse en la auditoría.

Además de estos grandes cuatro grupos principales, hay otra serie de cláusulas que suelen contemplar y requieren menos negociación, como las relativas a la organización de la compañía (por ejemplo, el establecimiento y composición de un Consejo de Administración) o el derecho a la información para que los inversores conozcan la situación de la empresa.

Ventajas del pacto de socios de The Crowd Angel 

Contar con un único pacto de socios estándar y sólido como el de The Crowd Angel tiene ventajas para todos los actores:

  • Los inversores pueden sentirse seguros sabiendo que cuentan con la protección y las garantías de un pacto de socios profesional. Algunos inversores tienen pactos de socios demasiado simples que no disponen de tantas cláusulas para proteger a los  inversores (como los de las aceleradoras) o que no son completos debido a que no tienen conocimientos sobre redacción de estos documentos. Además, el equipo de expertos de The Crowd Angel negocia este pacto con los emprendedores, sin que los inversores tengan que intervenir.
  • Los emprendedores cierran la operación negociando un solo pacto de socios con todos los inversores que forman parte de la comunidad de bienes, en lugar de tener que debatir con varios inversores (por ejemplo, business angels) para llegar a un acuerdo. Además, el pacto de socios de The Crowd Angel no impone cláusulas duras que sí están presentes en los de algunos fondos de venture capital, como la liquidity preference (liquidación preferente) que les otorga el derecho a recibir, con preferencia al resto, las ganancias de su inversión en el caso de una venta, lo que puede dejar al emprendedor sin ganancias tras esa venta.

Así, el inversor de The Crowd Angel solo se tiene que preocupar por estudiar si invierte o no en la startup y el emprendedor por cumplir esas normas que garantizar la buena marcha de la empresa.